Alzheimer en músicos

Viendo un documental en la tele me quedé enganchado al tema que estaban tratando por lo interesante y los temores que a todos nos infunda : El Alzheimer, enfermedad degenerativa que afecta al cerebro y cuya cura está todavía por resolver.

Unos científicos estaban tratando de averiguar qué grupos de gente eran menos propensos a tener la enfermedad y porqué. Sus primera deducciones les llevaron a un monasterio de monjas de clausura. Allí las monjas como sabemos eran muy longevas y en general no padecían ninguno de los síntomas. La mayoría morían de muerte natural por parada cardíaca cuando el corazón ya simplemente es que no les daba más de sí.

Estaban particularmente siguiendo la vida de una monja que tenía más de 100 años en plenitud de sus facultades, y bueno, suena un poco fuerte pero la verdad es que estaban esperando a que se muriera para luego tratar de convencer a los del convento y que les autorizaran a hacerle una autopsia al cerebro.

 Monja de 103 años

Al final la espera dio sus frutos y cuando la monja se murió les donaron su cerebro para la ciencia. Y aquí es donde encontraron algo que les dejo asombrados. En pacientes de Alzheimer las células del cerebro se van poco a poco atrofiando y se rodean de una especie de plasma que les impide funcionar, pues bien, en el cerebro de la monja casi todas sus células estaban rodeadas de ese plasma, con lo que cualquier médico que lo hubiese visto habría dicho que el paciente tenía Alzheimer en grado máximo. Sin embargo como ellos sabían la monja estaba perfectamente, eso es lo que no supieron ya explicarse.

El otro grupo que parecía menos propenso a padecer Alzheimer era el de los músicos profesionales 8-) , pues sí...por lo visto también aparecían sus cerebros con ese plasma pero no sufrían las consecuencias de la enfermedad tanto como la gente que hacían otros trabajos.

Las conclusiones fueron de que las células del cerebro por causas desconocidas empezaban a dejar de funcionar y producían el Alzheimer en todo el mundo, pero que en los grupos estos estudiados monjas y músicos no llegaban a producir los síntomas en el paciente.

Desde luego después de ver el documental ese me quedé un poco más tranquilo, jeje...no llegamos al nivel de las monjas pero somos los siguientes mejor preparados estadísticamente para no sufrir esa enfermedad.

Ahora habrá que empezar a especular con el por qué pasa esto...