Andalucía según la guitarra de Sanlucar

La semana que viene estrenamos con un concierto en la Maestranza de Sevilla, una obra compuesta por el guitarrista Manolo Sanlúcar.

Los "Ocho Monumentos" pretende ser una especie de concierto flamenco con la orquesta como protagonista, y como él mismo nos ha explicado en los ensayos, fue una obra que le encargó la Junta de Andalucía con el fin de expresar a través de la música la imagen de un monumento de cada una de las ocho provincias de Andalucía y que siempre pensó en la orquesta de Córdoba para ejecutarla.


Así compuso una diversidad de temas inspirándose no en los monumentos que todos podríamos en un principio imaginar, sino en otros sitios que son menos conocidos pero no por ello menos admirables. Por ejemplo, El monasterio de San Jerónimo en Córdoba , las minas de Río Tinto en Huelva, o el cementerio de Sayalonga en Cádiz.

La verdad es que Manolo Sanlúcar es uno de los grandes del flamenco, y en esta obra saca a relucir una gran cantidad de fantasía en cada uno de los temas que le inspiran los sitios andaluces, tratando de describirlos a través de la música.
Al llevar sus ideas flamencas a una versión sinfónica, en la transcripción a la orquesta resulta a veces una música en algunos momentos complicada por la escritura y con algunos detalles técnicos de orquestación que no son muy prácticos. Los ensayos han sido costosos y muy trabajosos. Además había que corregir muchos errores del copista en las partituras y digamos que no estaba escrito todo lo que Sanlúcar quería que sonase, con lo que las rectificaciones por parte del maestro eran constantes. Así con tantas interrupciones, la orquesta no era capaz de asimilar una idea general y por eso ha costado tanto montar las obras.

De todas formas, yo creo, que el resultado para el oyente va a ser muy gratificante y a la gente le va a gustar mucho. A mi personalmente me parece muy buena la música, aunque lo malo para la orquesta es que como digo, debido a la rutina de los ensayos poco productivos, unidos a la escritura mejorable y a alguna que otra cosa más, pues se crea una especie de cansancio entre los músicos que no se merece la partitura. Por algo la obra ha tardado más de 10 años en ser estrenada.

Es admirable por otro lado el genio con la guitarra, el conocimiento y la fuerza que transmite Manolo Sanlucar presente siempre desde la primera hora hasta la última en todos los ensayos con la orquesta, (cosa que muy pocos solistas y compositores hacen).... y, siempre plenamente convencido de su música y de su arte.

Ojala todos llegemos a su edad con esas capacidades.

<<<<<<<<<<<<<<>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>>

En una de las paraditas del ensayo de hoy mientras estábamos con el tema del cementerio de Sayalonga, se ha subido Sanlúcar al podio y nos ha confesado el más penoso pasaje de su vida, la muerte de su hijo por un cáncer a los 31 años.

La verdad que estos temas tocan un poco la fibra sensible y no me extraña que esto le haya cambiado su percepción de la vida y su carácter.... en fin, que por eso me he puesto a curiosear por internet y por lo visto hasta ha escrito un libro con sus memorias dedicado a su hijo y en su página web www.manolosanlucar.com habla también del tema.


Luego lo del cementerio también es curioso. Resulta que Sayalonga es un pequeño pueblo de Málaga famoso por ese cementerio único de forma circular formado por los nichos de los muertos que también son de terminación circular y forman entre sí como un panal de abejas todo ello encalado de blanco. Dicen las leyendas del pueblo, que se hizo así por una creencia popular de que los muertos no debían de darse la espalda entre ellos por lo que hicieron el cementerio redondo.