Bricolage: Aislar una habitación

Si somos un poco "manitas" y nos gusta el bricolage podemos aislar facilmente una habitación para mejorar su acústica y usarla de estudio. Así conseguiremos además molestar un poco menos a los vecinos y tocar más a gusto.8-)

La idea es sencilla. Colocar láminas de madera en las paredes, los llamados frisos que se venden en paneles de muchos tipos y materiales y un aislante acústico o térmico por detrás.


El aislante acústico.
Son unas planchas de esponja de unos 2.00m x 1.00m y 2cm de grosor, pensadas como absorvedor para las medias-altas frecuencias, más o menos el rango que usamos. Lo malo es que no es barato, (cada plancha sale por 20 euros), así que mejor preguntar e informarse bien. Logicamente a más grosor más aislamiento, y hay planchas de 4 cm, pero según me han comentado es mejor poner dos de 2cm que una de 4cm.
Eso ya habrá que decidirlo con el presupuesto que tengamos pensado

El asilante térmico
Yo en mi caso no tengo problemas de vecinos pero sí de frío y por eso he puesto unas planchas de corcho blanco de 2cm de espesor y 1.20mx2.00m que salen por 3 euros cada una, mucho más económico que el aislante acústico.

Montaje friso madera
Lo primero que hay que hacer es un armazón de madera espaciado 50-60cm y atornillarlo a la pared. Según queramos poner las láminas verticales o horizontales pondremos el bastidor. Yo he usado tacos de madera de 2cm.

Hay que tener en cuenta los enchufes, interruptores y desmontarlos, porque luego tendremos que hacer un agujero y colocarlo sobre las planchas de madera para volver a poner el enchufe. Podemos aprovechar la ocasión para poner más enchufes o moverlos de sitio, así por lo menos nos compensa el trabajo.

Luego colocamos el aislante pegado a la pared y cortado para que nos tape todo bien y al final encima las planchas de madera clavadas a las maderas del bastidor teniendo cuidado en los remates para que nos quede un acabado perfecto. Ya puestos podemos poner unas cornisas, zócalos o esquinas, eso ya dependiendo del gusto de cada uno.

A mi me ha parecido un trabajo laborioso, que hay que hacer con dedicación, pero que al final compensa.