Calentar antes de tocar

Es un tema al que muchas veces, sobre todo cuando somos más jóvenes o estudiantes, no le damos la importancia que tiene, porque para un músico nuestros músculos son al fin y al cabo nuestra herramienta vital y necesitan un calentamiento previo antes de poder rendir al 100%. Además también para prevenir lesiones futuras que tarde o temprano nos puedan afectar.


Yo recuerdo que cuando estudiaba en el conservatorio, siempre antes de una clase para sentirme un poco más seguro, necesitaba calentar por lo menos un poco metiéndome en los sitios típicos, buscar una esquina apartada o incluso en el baño de alguna planta solitaria. :mrgreen: Para mi como instrumentista de cuerda que necesitamos una gran sensibilidad en las manos, lo importante era tener un contacto previo con las cuerdas tasteando los dedos sobre el bastidor en la mano izquierda y calentando la muñeca de la mano derecha con el arco. Para estos ejercicios no hace falta ni siquiera tocar ni emitir sonido, por lo que se pueden hacer sin problemas en cualquier sitio.

Luego con la escusa de afinar, tocar un poco, aunque sólo sean unas pocas notas. Esto sirve como un calentamiento de emergencia. Es importante ir de menos a más en los ejercicios.
Cuando ya somos profesinales nos damos cuenta de que es fundamental calentar y de que las tonterías hechas en los años de estudiante luego se acaban pagando y por desgracia casi el 80% de los músicos está predispuesto a sufrir alguna lesión.

Hay que cuidar siempre el instrumento fundamental que tenenos :
Nuestro cuerpo y nuestras manos