En busca de la prima perfecta

"La prima" es el nombre que se le da a la primera cuerda del violín, la que está afinada en MI
Como es la cuerda más aguda soporta una gran tensión. Si calculamos que sobre el puente de un violín puede llegar a haber unos 40 kilos, yo creo que se puede decir que casi el 50% del peso lo soporta la prima

Por eso y porque es la más usada, es la que más se gasta y la que más fácilmente se rompe.  Hay que tener en cuenta que la cuerda en sí es un simple hilo de acero muy fino.
Al ser también la que da ese timbre especial al violín suele haber una especie de "manía" entre los violinistas por encontrar su prima ideal en una cuerda que suene bien, y que como es lógico a la vez duela lo menos posible al bolsillo.

Antes había poca elección y básicamente las cuerdas de la marca alemana Pirastro eran las que usaba casi todo el mundo dentro del mundo profesional, aunque ahora hay un amplio abanico de marcas.


La más prestigiosa y conocida es la Pirastro Oliv, un Mi de acero con un baño de oro. Hay discrepancias en si el oro cumple también una función positiva en el sonido o si sólo es cuestión de estética y adorno, pero en cualquier caso es una muy buena cuerda. Aunque con una pega importante, aparte del precio, (unos 15 euros) es que produce el famoso "silbido" armónico involuntario con mucha facilidad, con lo que a veces tocar la cuerda Mi al aire te pone en un compromiso.

Esa pega del silbido pasa también en otras cuerdas de la marca Pirastro, como por ejemplo en la Pirastro Tonica. Aunque esta vez el precio es bueno para la calidad que ofrece. 5.00 euros

Otra de las cuerdas más conocidas son las llamadas Dominant. Fabricadas en Viena, a mi personalmente me parece que no tiene un sonido tan brillante como la Pirastro, y además no son mucho más baratas. Una Mi puede salir por 5.00 euros también

Los americanos también tienen cuerdas muy buenas, y gracias al internet podemos pasarnos mucho tiempo hasta que las hayamos probado todas. Los precios suelen ser similares y al final lo que decide es más la sensación y la duración que otra cosa, porque cuando pones una cuerda nueva en general suele sonar muy bien los primeros días, dejándote con una buena impresión, pero rápidamente pierden rendimiento sin que te des cuenta, porque te vas acostumbrando al timbre.

Para mi una de las mejores primas en cuanto al sonido y la duración de la buena calidad ha sido la Pirastro Obligato oro. No me ha pasado lo del silbido de las otras Pirastro, y yo creo que es la mejor de las Pirastro, aunque las Oliv tengan mejor renombre por tradición. La obligato es por desgracia la más cara, +15 euros.

Mi prima perfecta sería una Obligato oro que costase como una Tónica !