La amada inmortal

Ayer, haciendo un poco de zapping en la tdt me quedé en uno de estos nuevos canales raros viendo una película biográfica sobre Beethoven.
Amada inmortal

Las primeras escenas empiezan con el féretro negro que contenía el cadáver del gran músico saliendo de su última morada en Viena ante el funeral multitudinario que tuvo en la ciudad. Por lo visto más de 20.000 personas asistieron al acto, las escuelas y los comercios cerraron y la ciudad imperial se tiñó de luto. Muy impactante en la película.

El espectador va entrando en la vida de Beethoven, embutiéndose en sus problemas y vivencias, hasta que empiezan a aparecer los síntomas de la sordera y poco a poco el genio se interioriza en sí mismo, se vuelve más irascible y sus relaciones con la sociedad, sus amigos y su familia se van complicando.

Pero sobre todo el guión fundamental de la película se centra en los problemas amorosos de la vida de Beethoven.
Es conocido que no tuvo un éxito estable con las mujeres y tuvo una vida turbulenta con varias amantes que se le atribuyen, escarceos en burdeles y coqueteos con las damas de la nobleza que podía tener a su alcance, pero la mayoría de sus amores no fueron correspondidos porque eran amores imposibles, (mujeres casadas, comprometidas, mucho más jóvenes que él o de otra clase social). Y a su muerte, uno de los documentos que encontraron en su casa, se trató de una carta de amor no entregada, la famosa carta a la amada inmortal, que uno de sus amigos más íntimos suyos, Schindler recoge, y en la película comienza la búsqueda de esa amada mientras van reviviéndose los acontecimientos.


Según la versión de la película, los problemas amorosos empiezan cuando Beethoven y su hermano se fijan en una bella campesina que trabajaba en un taller de algodón, Johana Reiss, con fama de promiscua y que era hija de un acomodado tapicero.

Al final el hermano se casa con ella, provocando los celos y las iras de Ludwig que también la deseaba. Por lo visto el casamiento tuvo que ser "de urgencia" porque ella estaba embarazada. A partir de ahí la chispa y el enfrentamiento es continuo y todos se odian profundamente, hasta que muere el hermano, dejando al recién nacido huérfano y disputándose Beethoven con su cuñada en una interminable sucesión de pleitos la custodia del niño, que al final le es concedida por las dudas que surgen en torno a la madre y su vida sexual extramatrimonial.

Muy interesante cómo se aborda toda esa problemática que a través del tiempo va afectando a todos, y que al final resulta que según la película el mismo Beethoven había tenido relaciones con Johana y el niño era de él y no de su hermano. Y esa amada inmortal a la que escribió fue la misma Johana que decide abandonar la relación porque el destino juega una mala pasada y atasca el carruaje del amante que no puede acudir a una de las citas amorosas.

Esta parte es un poco forzada y parece que no fue así en realidad, y aunque la película es muy buena siguiendo fielmente todos los detalles biográficos falla en esta trama.

Las relaciones de Beethoven con su cuñada Johanna fueron realmente malas por la cuestión de la custodia del niño que se convirtió en el único descendiente de la familia. Y aunque es verdad que algunos afirman que podría haber habido alguna relación amorosa, parece poco probable. Incluso hay también la versión de que el niño no era tampoco del marido, ya que los Beethoven eran estériles, y que éste había sido fruto de algún otro encuentro ocasional con otro campesino.
Además al poco tiempo, en 1820, Johanna tuvo otra niña con un consejero financiero llamado von Hoffbauer, esto se oculta en la película para no descentrar el encanto peliculero que tiene la versión de los amantes.

Es cierto que después del episodio del intento de suicidio del sobrino Karl, con el tiempo Beethoven asumió el fracaso en la educación de "su querido descendiente" y las relaciones fueron mejorando, hasta que se reconcilió con su otro hermano. Pero no es verdad que Beethoven legase toda su obra a "la amada inmortal" sino que dejó todos sus bienes a su sobrino que finalmente partía para irse al ejército y todo eso lo escribió en su testamento.

A pesar de este "pequeño" ajuste de la cuñada para hacer la película más romanticoide, merece la pena verla y resulta entretenida.