La importancia del tipo de luz

Ahora que cada vez las tardes se van haciendo más oscuras y largas, vamos necesitando depender más de la iluminación artificial para estudiar. Y como en la música dependemos mucho de la lectura, es muy importante mantener nuestra vista en forma utilizando el mejor tipo de luz.

Porque no todas son iguales. La luz de las bombillas incasdencentes es la mejor para leer, porque es la que más se parece a la luz del sol, dentro del espectro del amarillo, pero como cada vez la energía es más cara se está tendiendo a sustituirlas por las de bajo consumo, que son del tipo flourescentes. Estas bombillas gastan poco pero tienen el inconveniente de que emiten un tipo de luz más fría, que se acerca más hacia el tono de los azules y la consecuencia es que después de un tiempo de lectura intensa, acabamos con los ojos enrojecidos.

 Por suerte ahora tenemos una nueva alternativa, los leds. Los leds tienen las ventajas de estar dentro del rango visual de la luz muy blanca hacia el espectro del tono natural de la luz, pero además de que consumen muy poco y duran mucho, con lo que no gastan nada.

Es la mejor alternativa para leer y estudiar sin que produzcan ese efecto de vista cansada, y aunque son un poco caros, ya poco a poco van bajando de precio. Actualmente hay algunas lámparas que no están mal de precio y que compensan.

Por ejemplo, por 9.90 euros yo compré hace poco esta tipo foco de tan solo 5 watios y que enganchada al atril da muy buenos resultados.