Guitarrista por un día

El festival de la guitarra de Córdoba para esta edición del 2012 ha montado una guitarra enorme enfrente del Gran Teatro como una especie de juego interactivo para que la gente participe.
Al ir pisando sobre las cuerdas, suena, gracias a un sistema de movimiento como los de las consolas de videojuegos y se va creando una melodía.

Yo creo que ha sido una gran idea. Es una forma de que todo el mundo se involucre personalmente y un poco por eso también, que sienta el festival como algo propio al poder participar.

Todas las ciudades importantes crean sus propios festivales de verano y Córdoba va tomando protagonismo con el de la guitarra.
Es una manera de publicitar la ciudad y de promover el turismo, que se está convirtiendo en estos tiempos difíciles en uno de los motores fundamentales para mover en algo la economía. Y no sólo para que los turistas vengan de fuera, sino también para los propios cordobeses. Porque el ocio es una necesidad para todo el mundo y se van buscando espectáculos para pasar una buena velada divertida que nos haga olvidar un poco las penas diarias.
Hay que seguir promoviendo el festival por todas partes.

El juego de la guitarra de Córdoba


Nosotros hemos participado como siempre con dos conciertos.
El de la guitarra clásica con el guitarrista Pablo Sáinz Villegas que, como no se pudo lucir mucho en el concierto de guitarra contemporaneo, pues nos hizó un par de bises tocando "recuerdos de la Alhambra" de Tarrega, que fueron espectaculares y de lo mejor que yo he escuchado para guitarra clásica en directo.

Y ayer en un Gran Teatro que se quedó pequeño, acompañando al ballet flamenco en la obra "Metáfora" con una gran actuación que resultó fantástica y muy agradable por la combinación de música y cante con la vistosidad de los bailarines.

Saludos
Diego