Un antojo de Sarasate

Tenía una música metida en la cabeza todo el rato sonando, de haberla escuchado en alguna parte hasta que por fin averigué lo que era:
La "Tarantella" de P. Sarasate.

Me puse a buscar la partitura, porque era una pieza que  no conocía, y como me había dado el antojo de estudiarla y tocarla, por fin una buena tarde estuve ahí divirtiéndome un poco con Sarasate.

Por suerte, una de las ventajas de haber acabado con tantos años de conservatorios, de estudios y de exámenes, de clases y de maestros que te dicen todo el rato lo que tienes que hacer, pues llega el momento en el que podemos dedicarnos a tocar lo que nos de la gana y apetece de la forma en que nosotros mismos lo sentimos y que muchas veces también sirve como una especie de desahogo. Porque la mente también hay que cuidarla. :)

Es una pieza ideal para divertirse tocándo y disfrutarla. Aunque realmente es virtuosística y dificil, requiere de un buen dominio de la técnica, pero no resulta imposible.

Tiene una introducción lenta que nos sirve perfecta para ir calentando, ( que luego las lesiones se pagan caras...) y después viene lo divertido con una especie de variaciones rápidas en forma de danza popular italiana que te hace bailar con el violín y que resulta realmente muy espectacular para el oyente.

Buscando videos en el Youtube se pueden encontrar muchas versiones más o menos buenas.

Tocando el violín a los 82 años, uno de los grandes violinistas del siglo XX.
Nathan Mistein.
Ojalá lleguemos a esa edad con esa forma.


Y otra increible versión de una niña de 12 años, con un dominio de la técnica impresionante para su edad, y lo que es más importante, disfrutando del violín con la pieza, gracias a un talento prodigioso.
You-Jin Lee