Viajar con el violín en el avión

Una de las mayores preocupaciones que tenemos los músicos al viajar en avión es el de poder llevar el instrumento a bordo con el equipaje de mano.
Porque para la mayoría de nosotros no sólo forma parte del trabajo, sino también de la vida misma, con lo que le damos un valor especial más allá de lo material y la separación casi siempre se convierte en un trauma.

Además lo más seguro es que en el caso de que lo tuviésemos que facturar como equipaje normal, acabaría seriamente dañado por los golpes de carga y descarga, idas y venidas por las terminales del aeropuerto, aplastamientos con otras maletas, o las temperaturas y presiones extremas en la bodega del avión.

Actualmente las restricciones para los equipajes son muy severas y casi siempre el estuche de un violín, una viola o una trompa, sobrepasan las medidas máximas que las compañías establecen para los bultos de mano que se pueden llevar en la cabina.

La asociación de aerolineas internacionales IATA, establece una máxima de 55x45x25 cm, pero luego en la práctica depende de la compañía y de su política de hacer la vista gorda, aunque ya cada vez va siendo más frecuente que se controlen mucho más las medidas sobre todo en las lowcost, donde incluso te obligan a meter la maleta en una especie de jaula de comprobación.

Orquesta de Córdoba en el avión EasyJet

Los objetos delicados como los instrumentos musicales a veces vienen especificados en el contrato de compraventa del billete.

 Por ejemplo Aireuropa admite sobrepasar las medidas, pero que la suma de todas ellas no exceda de 115 cm. Es un punto a su favor para que podamos viajar con ellos.

Esto es lo que viene escrito al comprar el billete.
Instrumentos Musicales < 115 cm  SI como 1 pieza de equipaje mano
Instrumentos Musicales > 115 cm  NO  --->  150€
Normas equipajes especiales Aireuropa

Mención aparte merece la tan comentada Ryanair que tiene en el control de equipaje de mano uno de sus puntos fuertes, ya que si sobrepasas las medidas te cobran 40 euros sin discusión sea lo que sea y lo meten en la bodega, o no subes al avión, y además el ancho está más limitado a 20 cm, por lo que resulta recomendable evitar a toda costa volar con ellos.

Además concretamente especifica que si queremos viajar con un violín, cello o guitarra que exceda de las medidas, debemos de comprar otro asiento y pagar otro billete.

Esta es la letra pequeña Ryanair:
"Smaller musical items such as a cello, guitar, violin or viola which exceed our cabin baggage dimensions may be carried in the cabin if a seat for it has been reserved and the appropriate fare paid...."

En el viaje a Bari hemos ido con Aireuropa y con Easyjet.
Aviones aparcados en Roma
En ambas no hemos tenido problemas de medida, aunque sí que hubo algunas discusiones a la hora de embarcar en el avión con Easyjet porque ya no cabía más equipaje de mano en el avión y tuvimos que hacer malabarismos para acoplar todos los violines con la amable ayuda de la tripulación, pero ocasionando un retraso considerable al vuelo.
Y gracias también a la cooperación de algunos pasajeros que sacaron sus maletas para facturarlas porque sino habría sido imposible.

En la página de Easyjet no especifica nada con respecto a los instrumentos musicales, sí en cuanto a equipaje deportivo y de no sobrepasar el peso, pero resulta poco clara con respecto a las medidas que es lo que nos importa a nosotros
Equipaje mano Easyjet

Seguramente con la evolución que está tomando el asunto del equipaje con cada vez más restricciones y problemas, vemos el futuro de los viajes en avión para los músicos bastante sombrío y suponen toda una odisea. Porque muchas veces las normas no se aplican a rajatabla y eso da lugar a tener que arreglar el asunto de palabra justo antes de subir al avión, con el consecuente stress.

De todas formas conviene siempre saber todo esto, porque luego a la hora de reclamar cuando surgen los problemas siempre cuenta lo que está escrito en las condiciones que aceptamos al comprar el billete.