de turista en Córdoba

El turismo es casi lo único que está sobreviviendo a la crisis. El año pasado 2012 cerró con un aumento del 2.7% con 58 millones de turistas extranjeros visitando España. Y en Andalucía nos visitaron más de 7 millones.
Aquí están las  estadísticas de turismo internacional

Eso con respecto a los internacionales. Los turistas españoles son más difíciles de contabilizar pero para nosotros casi más importantes, porque no tenemos infraestructuras directas internacionales. Y como en realidad nos dedicamos a dar servicios culturales y de ocio puede ser un aspecto muy interesante para explorar más este campo.


Córdoba es una ciudad con mucho encanto y con un gran potencial para atraer turistas que hace falta desarrollar un poco más, porque la verdad es que no tenemos nada que envidiar en belleza a otros sitios que se promueven tanto en el mercado turístico.


El entorno monumental de la Mezquita Catedral con la remodelación actual que ha tenido ahora ha quedado muy bien. Es verdad que ha recibido críticas como siempre pasa con todo, pero yo creo que es mejor hacer algo que abandonar las cosas al paso del tiempo sin hacer nada y el paseo del puente romano era una asignatura pendiente que por fin le ha dado una actualización al barrio de la judería.

Y el turismo de los propios ciudadanos de Córdoba también es muy importante. Porque aquí tenemos a mucha gente que necesita ocio, que necesita salir, darse una vuelta, ir a los espectáculos y cenar unas estupendas tapas para despejarse de los problemas cotidianos y a la que habría que animar un poco para que se levante del sofá y apague la tele.

Tenemos unos paseos muy bonitos por nuestra ciudad y es verdad que muchas veces no los valoramos suficientemente. Pensamos más en ir a visitar sitios a miles de kilómetros o de hacer turismo en otras ciudades que en la propia nuestra que tenemos al lado de casa y cerca.

Cierto que tenemos ahora una situación en la que estamos un poco ahogados económicamente, pero también en muchas ocasiones el tema de la crisis se convierte en una excusa para no hacer nada.


A ver si poco a poco nos vamos despertando y los políticos se dan cuenta de que hay que invertir en la gente, crear empleo y generar riqueza en los ciudadanos para que podamos gastar y hacer funcionar la economía.