Jugando a ser compositor

Ya cualquiera puede ser compositor gracias a los programas editores de música. El Sibelius y el Finale son los más usados en plan profesional.

Yo diría que el Sibelius es como más intuitivo al principio y más sencillo, pero que pronto le encuentras sus límites, mientras que el Finale es más completo, puedes configurar y hacerlo todo pero a veces te pierdes por la gran cantidad de opciones que tiene.

Cada programa almacena la música en su formato y son incompatibles por lo que hay que decidirse por uno o por otro y una vez que empezemos a almacenar nuestras creaciones ya será dificil cambiarnos.

Yo estoy con el Finale. Al principio como digo me resultaba más complicado y todavía no soy capaz de sacarle el 100%, pero sobre todo me ha covencido porque tiene una característica que el Sibelius no tenía ( o por lo menos mi versión), y es que podemos  pasar nuestra música a formato mp3 para hacerla universal.


Ejemplo de creación musical contemporanea
Además los instrumentos están mejor logrados y siguen la interpretación con todos los matices que les pongas.

Es curioso cómo en la página web de Finale hacen una comparación contra su competencia, el Sibelius y hablan de una mayor flexibilidad para crear las partituras, más estabilidad y compatibilidad con dispositivos...etc.

A mi sobre todo me ha convencido, por el control absoluto de cada pixel de la partitura, el poder crear las particellas sin trabajo y además porque me funcionaba sin problemas en mi ubuntu-linux.

Hay algunos otros editores de partituras, pero al final no merece la pena perder el tiempo.
Aquí podemos probarlos
DEMO de SIBELIUS 7

Página web del Finale
FINALE

Ahora sólo falta un poco de inspiración y suerte para entrar en el mundo de los compositores. :)