Tinte para la camisa negra

Con el paso del tiempo, los conciertos y los lavados, mi camisa negra ha ido perdiendo color, y en vista de como está el panorama, pues he comprado un tinte negro para ropa en la tienda de los chinos y me he puesto a la faena...

Estos son los pasos que he tenido que hacer para que recuperar el color de la camisa negra

El paquete lo compramos en una tienda de chinos y valía menos de 3 euros.
Incluye dos bolsitas de tinte color negro, y el fijador suficientes para dos camisas.

Lo primero decir que el tinte es muy pringoso  y te ensucia un montón todo. Por eso es una tarea muy sucia y hay que pensar un poco donde hacerlo porque sino las consecuencias pueden ser que acabes con el baño todo ennegrecido y lleno de chorretones.

Mucho cuidado con las manchas

Yo lo he hecho todo en el garaje, o en un sitio exterior donde no hay peligro de manchar, y he usado un bote grande para hacer la mezcla.


Hay que seguir las instrucciones al pie de la letra.
Coger la bolsita con el tinte, el fijador y 250 gramos de sal y mezclarlo bien todo. Yo he usado un bote pequeño de cacao que iba a tirar.

Luego añadir en el bote grande agua caliente como mínino a 40ºC. La temperatura es muy importante para fijar el color. Yo cogí un cazo y herví un poco de agua.

Mezclarlo todo bien con un palo, con cuidado de que no salpique por las manchas y luego meter la camisa humedecida dentro.


Darle unas vueltas con la camisa dentro, para que se empape bien y con un palo remover todo el potingue.

Ahora hay que esperar unos 45 minutos y segir removiéndolo de vez en cuando, hasta que el agua se haya enfriado.
Entonces cogemos el bote, tiramos el agua y echamos nueva agua fría con jabón y lavamos la camisa al estilo de como lo hacían nuestras abuelas en el pilón del pueblo.

Un par de enjuagues con más agua y jabón hasta que el agua ya no salga tan negra y dejamos la camisa a secar a la sombra. En las instrucciones pone dejarla en una superficie plana, pero yo la he puesto colgada en una percha escurriendo, y como hace tanto calor estos días en menos de una hora ya estaba seca.

El resultado:


Ha quedado mucho más negro y se nota bastante mejorada.
Es verdad que la foto también por las diferencias de iluminación parece que está como trucada, pero en realidad la camisa ha quedado mejor.

Pero ha sido un trabajo muy engorroso, sucio y un auténtico martirio porque a pesar de todos los cuidados he acabado con manchas por el suelo, las manos negras y demás, por lo que ahora la pregunta es :

Merece la pena ?
sí, y no.
De momento sí, pero ya veremos cuándo me dura el negro, o si dentro de unos cuantos lavados se queda igual que antes.
Y no por el trabajo y todo el pringue que se organiza con el tinte.

De todas formas ha sido una experiencia más.

Saludos
Diego