Para qué abrir un plan de pensiones ?

Por estas fechas, llegando el fin del año fiscal, el banco nos suele dar la tabarra para abrir un plan de pensiones. Y aunque nos queden muchos años para jubilarnos, más de una vez piensas un poco en el futuro y en lo que podría pasar.

Además con las noticias de incertidumbre que se van acumulando por todas partes, sobre la situación del sistema público de pensiones, los requerimientos exigidos, etc y como está el tema del trabajo, cada vez resultará más difícil llegar a tener una pensión más o menos buena que nos permita vivir con holgura en nuestros años finales.
Y eso si es que llegado el momento de jubilarse, el sistema del estado sigue en pie todavía....

El caso es que el reclamo de tener una paga extra añadida a la pensión atrae y allí es donde aparece el banco para vendernos su producto.

Por qué el interés del banco para colocar un plan de pensiones ?

Pues porque nos convertimos en un cliente fijo durante muchos años. Ya que aunque podemos cambiar de plan de pensiones y de banco, el traspaso requiere una serie de movimientos que al final resultan incómodos y una vez abierto el plan no podemos cerrarlo así como así.

Además todos los planes de pensiones al ser inversiones que unas gestorías hacen en nuestro nombre generan comisiones como un porcentaje de ganancias que se lleva el banco, además de gastos de custodia y depósito.

Pero el principal motivo que veo yo para no abrir el plan, es que no puedo disponer del dinero metido hasta que me jubile. Y aunque se añaden casos excepcionales de rescate, hay que cumplir condiciones muy exigentes.

Jubilados sin problemas

La gente cae en el reclamo de la desgravación fiscal en la declaración de la renta. Y es verdad que las aportaciones anuales reducen un porcentaje la base imponible, pero bajo mi punto de vista eso no acaba de compensar el largo plazo de la inversión, el no poder sacar el dinero, y el que encima una vez jubilado, pues haya que pagar igual o más impuestos por los incrementos de patrimonio que se hayan generado.

Lo que te quitas de pagar a hacienda ahora lo pagas luego una vez jubilado, así que poco compensa. Y encima si escojes la opción de rescatar todo el plan a la vez, puede que en ese año fiscal acabes con un aumento patrimonial bestial que te haga subir un escalón en los niveles de gravámenes, pagando más porcentaje de impuestos.

Así que al final, como todos los años le digo al banco que no me convence el largo plazo y la falta de liquidez del plan de pensiones.

Es mejor, para los que puedan ahorrar, abrir un fondo de inversión.
Es un producto financiero que necesita un mínimo de seguimiento y estudio para saber escogerlo, pero que no es complicado de entender.

El fondo de inversión puedes moverlo de uno a otro según el momento y el riesgo que quieras asumir, sin penalización y sin pagar impuestos. Sólo pagarás cuando reembolses. Y en la mayoría de los fondos puedes sacar el dinero siempre que quieras.
Así no hay que esperar a que te jubiles, que lo mismo no llegamos....