Hacer mermelada con naranjas cordobesas

Recuerdo la primera vez que paseando por Córdoba me quedé sorprendido de ver los naranjos por las calles llenas de naranjas que nadie cogía.
Pensé...qué bien, voy a tener naranjas gratis de postre, jeje. Así que un día cogí una del árbol para probarla, la pelé y al pegarle el primer mordisco casi me caigo de espaldas, de lo amargas que estaban.

Pero hay una forma de aprovechar todas esas naranjas. Haciendo mermelada de naranja amarga, y  viendo un poco por internet la receta he probado a hacer yo una.

Conserva lógicamente un poco de amargor, pero la mezcla esa de sabores con el color ese naranja tan fuerte, para untarla en una tostadita con mantequilla da muy buen resultado.

Mermelada casera y natural de naranja amarga

Ingredientes : Naranjas amargas, azúcar y un limón.

Hay varias variantes según el amargor que se quiera, pero como no somos ingleses, y tampoco es cuestión de que al probarla se nos salga la lengua, yo he probado una opción utilizando sólo la cáscara sin lo blanco, ni lo de dentro.

Se coje la piel de la naranja y se corta en trocitos al gusto. También se pueden poner diréctamente en una picadora y te ahorras el trabajo.


Se echa todo a un bol, junto con el zumo de un limón y el mismo zumo de las naranjas también, y se añade un poco de agua para que quede cubierto.
Lo dejamos reposar un día.

Las pepitas de las naranjas también las metemos en un bol con un poco de agua para que suelten la pectina, que luego colaremos y lo añadiremos a la mezcla.

Al día siguiente cocinamos las cáscaras unos 15 minutos antes de echarle el azúcar.
La receta es mitad / mitad, pero a mi me gusta con más fruta a costa de sacrificar el dulzor.

Yo echo 1 kilo mezcla, 500 gramos azúcar. O sea al 75 % de fruta más o menos.



Cocinamos todo hasta que hierva otros 15 minutos.
Movemos todo bien y apagamos dejándolo reposar un poco, para echar enseguida la mermelada en los botes.

Aquí hay que tener cuidado con un tema: La conservación.

Como la mermelada es casera, no lleva conservantes, pero queremos que nos dure, porque lógicamente no nos vamos a poder comer 1 kilo y medio de mermelada en un mes, así que hay que hacer el vacío en los botes.

Hay que rellenar los botes hasta el tope, casi hasta el ras y con un pequeño plástico de film de cocina fino taparlo, enroscar la tapa cuidadosamente, apretar bien y darle la vuelta al bote.

Al estar todavía caliente, se hace el vacío dentro y la mermelada se conserva.

Muy rica....y sobre todo natural con un montón de antioxidantes


VER VIDEO :
Video Mermelada naranjas cordobesas