Sensor fotoeléctrico para las luces del jardín

Es un poco engorroso el tener que estar cambiando todas las semanas el programador para que se enciendan las luces del jardín por la noche y que coincida con la hora en que oscurece o amanece.

Porque como la puesta de sol se va alargando o acortando según sea invierno o verano, hay que estar todo el rato recalculando la hora para tratar de que las luces sólo se enciendan en las horas de oscuridad.

Por suerte ya tenemos a nuestro alcance doméstico un aparatito que hace ese trabajo.


Enciende automáticamente las luces por la noche y las apaga por el día.
Es una pequeña cajita que tiene dentro un sensor fotoeléctrico que hace de interruptor y al que conectamos el sistema de luces que queramos tener encendidas por la noche.

La conexión del cableado eléctrico es lo único en lo que hay que poner un poco de atención, y no conectar las cosas al tuntun, ya que podemos fundir algún sensor interno e inutilizar el interruptor.

Son tres cables. Rojo, blanco y negro.


Esquema de cómo conectar el sensor interruptor día noche fotoeléctrico al circuito de luces

Tenemos nuestra linea de luz que conectamos a las dos regletas.

Primero el negro que enganchamos directamente sólo a una de las fases.
Luego el blanco que va a la otra fase.

Y ahora los que van al circuito de lámparas son el rojo y el blanco que conectamos con los que van de las luces por el otro lado o como nos venga más cómodo.

Es un poco lioso, pero mirando el esquema y teniendo las conexiones en la cabeza se logra entender.

Ya nos hemos quitado el trabajo de estar cambiando la hora al programador y las luces se encienden y se apagan solas por la noche.

Un aparato muy práctico que cuesta unos 5.00 euros comprado por internet a China o un poco más si lo vemos aquí en alguna tienda.