Mi congelador atascado

Vivimos en un mundo programado en el que somos como piezas de un tablero de ajedrez manejadas por las grandes compañías multinacionales.
Somos inducidos a comprar, a gastar y a consumir a través de campañas de marketing y de publicidad que van creandonos desde muy pequeños todo tipo de necesidades.

Los aparatos que compramos, están ya programados y diseñados para que a partir de unos pocos años, empiecen a dar problemas, haciendo que el consumidor al final se canse y compre otro nuevo modelo con nuevas funciones porque es más barato que reparar el antiguo.

Es la base del capitalismo, la obsolescencia programada, el crear esa necesidad de consumo y hacer que las cosas no duren mucho para que el consumidor necesite comprar otro y así se mueva el dinero. 

Desde los años 60 se empezaron a programar las primeras bombillas para que no durasen más de 1000 horas, con el famoso pacto entre compañías, pero es que ahora prácticamente todo es así. Desde los conocidos timos de las impresoras y sus cartuchos, pasando por todo tipo de electrodomésticos hasta llegar incluso a los coches.

A mi me ha llegado la indignación al tener un problema con un frigorífico No Frost, comprado hace menos de 5 años, al que ya por supuesto se le pasó la garantía, y ponerme a investigar para poderlo reparar porque no me da la gana comprar uno nuevo.
----> Cómo funciona un frigo No frost


Se me formaba hielo en el último cajón del congelador y llegaba a ser muy molesto. Al final descubrí cómo funcionaba el sistema y destornillador en mano desmonté la tapa de atrás para encontrar un tubo que estaba atascado. Ese tubo estaba totalmente inaccesible a una ama de casa, metido entre una rejilla y varios cables, con lo que no se podía limpiar.

Me costó bastante desmontarlo porque estaba anclado muy por dentro, no podía meter la mano y tuve que quitar parte del ventilador .
Pero es que tenía como una especie de goma al final que lógicamente iba a ser una simple cuestión de tiempo el que se atascase ya que era imposible limpiarlo


Un buen ejemplo de cómo se diseñan las cosas para que provoquen fallos seguros con el tiempo y fuera de garantía.
Este tubo está pensado para que se atasque en unos cuantos años, provocando una avería y un funcionamiento defectuoso del congelador.

Y la cuestión es que los fabricantes saben que la mayoría de la gente no tiene ese interés o capacidad de ponerse a buscar el origen de los problemas y al final se cansa, y acaba comprando una nevera nueva.