Cómo se hace cabello de ángel - Receta natural sin aditivos

El cabello de angel es un dulce que se obtiene de un tipo de calabaza especial verdosa y blanca por fuera y completamente blanca por dentro.

Si no tenemos el huerto del abuelo, podemos hacerlo también con las típicas calabazas anaranjadas que se usan para Halloween y se consiguen más fácilmenete en los supermercados, pero los resultados no salen tan buenos como con esta que tiene un sabor mucho más suave.

Yo lo hago en casa como si fuese una mermelada cocinando la calabaza y mezclándola con azúcar para su conservación.

Lo primero es abrir la calabaza para trocearla. Es bastante dura y hay que tener cuidado con el cuchillo, pero una vez hecho el tajo cruje y se abre como una sandía.
Hay que quitarle la piel y las pipas que tenga, cogiendo todo lo blanco que podamos, haciéndo cachitos y pesándolo al final para saber el azúcar que
tenemos que añadir.



Al aprovechar casi toda la calabaza cunde bastante y la piel es muy fina con lo que nos va a salir bastante cantidad.

Antes de mezclar el azúcar le damos un toque de cocción lenta durante casi media hora para que se ablande un poco, moviendolo bastante para que no se queme. Y finalmente le pasamos la batidora.

Ahora añadimos el azúcar. Siempre la mínima mezcla posible para conservar todo el sabor natural de la confitura y que tan sólo nos sirva como conservante natural.

La proporción también depende del grado de dulzor que queramos.
1 kilo de azúcar por cada 2 kilos de mezcla son un 66 % de mezcla de fruta.
Para hacer un 75% de mezcla que sería lo máximo que podemos tener pensando en una conservación anual echamos 333 gramos de azúcar por kilo de fruta.

Meclamos todo bien y lo dejamos cocinando lentamente hasta que hierva.

Preparamos los tarros y ya tenemos el cabello de angel casero.
El resultado es el de una especie de mermelada. Si lo que queremos es tener las fibras necesitaremos hacer un trabajo previo extra. En vez de triturarlo , desmigar la calabaza. Es un trabajo bastante laborioso y no merece mucho la pena.

Es una buena forma de comer calabaza, un alimento natural con muchas propiedades beneficiosas para nuestra salud.