La rebelion del negro. Un contraataque peligroso

Como siempre el blanco tiene la ventaja de empezar el primer movimiento, normalmente es el que ataca.
Y el negro no tiene más remedio que defenderse del ataque, pero siempre esperando su oportunidad al más mínimo fallo para tomar la iniciativa.

Casi todas las aperturas en el ajedrez están basadas en esos principios de ataque blanco contra defensa negra.

Pero hay una defensa que partiendo del juego habitual sobre el peon de rey empieza ya el contraataque de las negras enseguida sin esperar a que las piezas se desarrollen.

2 ... d5 , atacando ya en las segunda jugada el peon blanco en e5



Esta jugada es un arma de doble filo. Muy arriesgada para las negras, ya que si el blanco juega con calma acaba ganando, pero por otro lado es fácil que las blancas puedan cometer un error que acabe con una aplastante avalancha negra.

El peligro para las blancas viene sobre todo porque al ver que pueden comer fácilmente con el caballo el peon negro tradicional  que se ha quedado sin defender, dejan luego todas las piezas abiertas a un ataque de las negras.

Las negras comen a su vez el peon blanco inicial de e4, y preparan un ataque muy arriesgado con la reina en g5 que puede ser devastador, atacando al caballo.

Cualquier mínimo error del blanco pone en riesgo toda su defensa. El podería de la Reina es muy grande y si no se calcula bien al final anula el enroque amenzando con una entrada mortal por los peones blancos que acaba con pérdida de la torre y la partida ganada para las negras.